28-03-06

Sobre espectros

Es complejo borrar los fantasmas. A veces uno puede simplemente ocultarlos, tenerlos escondidos y darles de comer de vez en cuando. O en otras los fantasmas no dejan vivir y te aterran. Creo que mi experiencia fantasmal ha pasado por varias etapas, ha devenido en muchas formas... A los 15 tenía mis fantasmas, eran más que nada cosas de la infancia: los temores y todo eso. Pues ya más grande el fantasma es netamente de origen femenino, y ese es el terrible... Uno debe aprender a vivir con los espectros sostiene la tradición occidental. Suena simple, quizás es simple cuando uno lo aplica a la vida personal, pero es complejo llevarlo a un terreno quizás histórico, social y político. Y nuestra (y pues claro, mi experiencia personal) experiencia chilena, es totalmente atingente. Los espectros son claramente aquellos que quedaron en nuestro pasado más reciente, aquellos que quedaron volando por ahí, repercutiendo en nuestro presente más cercano. La figura del desaparecido es clara: ¿qué es un desaparecido?, creo que se han preguntado los pensadores chilenos en los últimos 15 años, porque claramente no es un simple tipo que desapareció para no volver. Los fantasmas del pasado nos repercuten, hacen presente, como diría Benjamin, hacen saltar la linealidad histórica, en su caso, los fantasmas derrotados, aquellas voces reprimidas son las que deben hacerse presente, y traer la interrupción mesiánica. Pero ese es otro tema..
Pero en mi caso ahora...
Claramente los fantasmas de mi pasado más cercano han sido superados (¿pero se puede hablar de superación?) Yo creo que la superación es ficticia, de una u otra forma estamos atados a un pasado cercano, éste permanece en el cuerpo, hace las llagas, y por eso es díficil poder sacarselos, desatarse a él..
Esto no es justificación, es simplemente una visión de que ser capturado por el fantasma no es que uno quiera ser el fantasma o volver a él... Simplemente uno es atrapado por el, porque el fantasma aunque no queramos es parte de nosotros...

4 comentarios:

Gabriel dijo...

Uno siempre dice que cuando se muere alguien, cuando termina con una polola, cuando fracasas en algo muy grande, etc. "la vida sigue".

Para mí la vida simplemente no sigue. O al menos no sigue igual.

El tiempo no cura nada.

charlotte dijo...

NOSOTROS SOMOS FANTASMAS

Tali dijo...

me hubiese gustado más la modalidad comentario anónimo pero bueno, qué se le va a hacer.

Los fantasmas manifiestan su poder mientras tengan el espacio para hacerlo, disfrutar de un fantasma ( tan disfrutable como un yogurt ácido) es un acto voluntario, pero no siempre consciente.

uno se impregna de un alto porcentaje de fantasmismo, pero a medida que se derrumba la identidad el fantasma ya no tiene de donde agarrarse

Tali dijo...

no me agradó tu tema de hoy.