02-08-06

The Velvet Underground And Nico

THE VELVET UNDERGROUND - THE VELVET UNDERGROUND AND NICO

AÑO: 1966.

Imprescindible. Lo digo pensando en cualquiera que se sienta un melómano en cualquier escala. Más imprescindible aún, para alguien que cree ser alternativo, o se siente devoto de los sonidos alternos y no oficiales. Esta placa del año 66 es a mi gusto el inicio de demasiadas cosas. ¿Padres los Joy Division?, pues claro que sí, padres de todo lo que se precie de dark, pero no hubiesen sido nada sin este disco. The Velvet Underground es de esos discos que siempre sonarán vanguardisticos y rompe esquemas. Porque The Velvet Underground And Nico es un disco que pavimentó – y a mi gusto – creó lo que es la música alternativa. Aquello de sonar desfasado a lo que suena en tu época, aquello que es crear un sonido distinto a lo que está de moda. Estos tipos de la nada sacan un disco en pleno auge de la psicodelia, en pleno esplendor del hippismo y la era de las flores, de discos como Sgt. Peppers, Are You Experienced, Surrealistic Pillow, etc.. En ningún momento Lou Reed y compañía coquetean con los hippies ni con la psicodelia, sino que nos muestran una cara que el rock hasta ese momento no tenía, aquella del dark side, de lo oculto, de lo siempre reprimido. Estamos en 1966, ojo con esto, ¡hace 40 años!, y estos tipos, verdaderos padres, nos deleitan con un disco totalmente cumbre. ¿Qué sería de la espectacular década de los 70, con artistas como: David Bowie, The Stooges, Televisión, la explosión punk con los Clash, Sex Pistols, o lo post-punk con los Joy Division sin este discazo?, pues creo que nada. Porque The Velvet Underground And Nico en plena época del LSD con visiones románticas e ingenuas del mundo, llegan con una dosis de perversión, de sadomasoquismo, homosexualidad, y callejeo urbano. Quizás el único paralelo epocal que podríamos hacer es con Strange Days, ya que ese otro discazo es una experimentación oscura, y nos toca fibras tenebrosas y siniestras, pero la diferencia creo que pasa por el sonido de cada disco, mientras el ... And Nico contiene quizás uno o dos temas más pop (Sunday Morning sería uno, y el otro podría ser Femme Fatale), Strange Days está plagado de temas pop y exitosos, cosa que no es para nada mala pero ya desvirtúa la noción de “alternativa” que estamos constatando acá.

El sonido de este disco para algunos es malo, sí, si bien no suena perfecto, casualmente eso le da otro plus, no sé si concientemente el sonido de este disco estuvo diseñado de esta forma, pero raramente este sonido es lo que nosotros conocemos por avantgarde. Y del por qué Lou Reed es tan ídolo (cosas que yo me preguntaba antes de escuchar este álbum) simplemente te lo respondes al oír The Velvet Underground And Nico. La voz de este genio es realmente particular, es como un Bob Dylan dislocado, callejero, un tipo al límite de la sobredosis, pero de una sobredosis con sabor a muerte, no con colores, sino que oscura.. Porque debemos decir que la Velvet no tomaba LSD sino que heroína, y de ahí viene su concepción de las cosas, de ahí toda la perversión de este disco, y de la estética de esta banda en particular. El tema clásico de este disco, precisamente se llama Heroin, y es el homenaje perfecto a la heroína, es la muestra de cómo me consume la droga, y el llegar a rozar la muerte, y el tema a uno nos sumerge en un viaje. La voz de Lou Reed suena exquisita, totalmente clara, marca su personalidad, podría decir que este tema es Lou Reed.

Pero bueno, el toque distintivo a este disco lo da Nico, una chica venida de la nada. Cuenta la leyenda que Warhol (productor de este disco, y manager de la banda por ese entonces) les propuso a la Velvet incluir a esta chica alemana en el disco, cantando en algunos temas, y bueno, el detalle era que ella no hablaba muy bien el inglés, y es cosa de escuchar que la pronunciación de ella no es muy buena, -pero como todo en este disco- lo que podría ser un defecto se termina convirtiendo en una tremenda virtud. Porque la voz de Nico es inigualable acá, temas como Femme Fatale, All Tomorrow’s Parties y I’ll Be Your Mirror son de lo mejor del disco. Mi favorita es la primera, tema digno de un cabaret parisino, nos entrega una de las melodías emblemáticas de este disco; All Tomorrow’s Parties es otra cosa, es una procesión oscura y diabólica, y la voz de Nico nos invita a danzar en una verdadera danza macabra; y I’ll Be Your Mirror es más dulce, nos adelanta tantos sonidos, yo veo en esa canción a los futuros Cocteau Twins por ejemplo. Todos estos temas en donde la música -la guitarra y el bajo particularmente- suenan bajísimo dan un toque realmente experimental para la época, pura sutileza.

Antes de todo esto, abría el disco una de las mejores melodías escuchadas en mi vida, a muchos les recuerda el No Surprises de Radiohead: Sunday Morning. Es un tema que no tiene realmente mucho que ver con el sonido del disco, nos da una pista falsa de cómo vendrá el álbum después, de hecho es casi un tema pop, muy lindo y amable, pero con un trasfondo perverso de un día domingo por la mañana. Pero esa apacibilidad la acaba toda I’m Waiting For The Man, tema muy en la onda Stones, muy de rock sucio, nos adelanta el futuro punk, con una voz de Lou Reed increíble, nítida y muy urbana, un temazo! Pero mi tema favorito y quizás a mi gusto uno de los que más influencias en futuros sonidos tuvo, es Venus In Furs. Tema que podría sintetizar el sonido Velvet, ya que la base es oscurísima, ese riff de los mil demonios!!, qué hubiese sido Bauhaus o el rock más dark sin este temazo!. Qué decir de la viola de mister Cale suena increíble, le da un toque cardiaco al tema fenomenal. ¿La letra?: desquiciante. Luego sigue la punky Run Run Run, que tiene un solo de Lou Reed disarmónico, pero en este disco esas minucias, esas cosas que podrían en otro álbum o en otra banda ser totalmente perjudiciales, acá son coronadas como sutilezas, como variaciones estilísticas que le dieron al rock otro estatus.. Y pese a todo, este disco es algo versátil, los temas no suenan taaan parecidos como uno podría pensar. El mismo disco opera constantemente como un rompe moldes. Ejemplos de esto sería There She Goes Again, que quizás suena más pop, con un coro de Nico algo operatico, es una rareza, de los temas mediocres del disco eso sí.

Pero lo realmente experimental viene con los dos temas finales: Black Angel’s Death Song (que nombre!!, parece tema de grupo Black Metal) y European Song. En el primero es casi solo la viola de Cale y los improperios y trabalenguas que dice Reed. Y el último tema del disco, European Song es una revoltijo de todo el disco, es como que en 7 minutos pase todo lo que quisieron hacer, acá las excentricidades de la guitarra que no hace nada solo ruido, el acompañamiento discordante, en fin, es una locura, un final apropiado para este disco diría yo.

The Velvet Underground And Nico es un disco excelente, un grande del rock de todos los tiempos, si tu alguna vez has sostenido que te gusta la música alternativa y no escuchaste este, no sabías lo que hablabas

La carátula es cuento aparte, obra de Andy Warhol que por ese entonces era icono y figura en New York. La Velvet no tontos ni perezosos se dejaron apadrinar por este tipo que les produjo el disco y fue manager por esta época de la banda. La imagen ya es un clásico de la obra de Warhol.

3 comentarios:

dopa.mina dijo...

lo mejor es mario banana, en todos sus colores.
quiero de tu banana warhola querido.

Montresor dijo...

Wow, que gran disco, no sabía que te gustaba la Velvet, Vortice.
Me gusta muchisimo el tema Venus in furs. Pero el disco entero es buenisimo.

Ivan dijo...

En mi opinión, uno de los 10 mejores discos de todos los tiempos, el primero seria "Forever Changes" de Love. Love y la Velvet son los mejores y más influyentes grupos de la historia. Coincido con "Venus In Furs", también es mi canción preferida del disco y una de las mas grandes canciones que se han hecho nunca. Por cierto, el disco es del año 1967.